Terminada la temporada, se recomienda “ventilar” nuestros equipos con aire, para eliminar todo vestigio o residuo de gas SO2 en sus interiores. La infaltable humedad del ambiente es atraída por dichos gases residuales, formándose ácido sulfuroso, sustancia química agresiva con los metales, elastómeros (gomas) y plásticos.

Ofrecemos el servicio de ocuparnos de sus equipos recién terminada la temporada: revisarlos, ventilarlos, eventualmente repararlos y finalmente almacenarlos (esto último sin costo) hasta que sean requeridos para la próxima temporada.

En cualquier caso enviaremos un presupuesto previo para su aprobación. Para solicitarlo, solo debe llenar el formulario Solicitud de Presupuesto y enviaremos la el documento al solicitante. Esto solo puede ser efectivo si el equipo se encuentra en nuestros talleres.

*Servicio disponible solo en Chile